Terriers

El nombre de “terrier” proviene de la palabra latina “tierra”  y se refiere a los perros que cazan en tierra o en madriguera.

Los terriers estaban especializados en perseguir a la presa hasta la  madriguera, o para atraparla y matarla. Aunque hay perros de caza de madriguera que no están dentro de este grupo (los teckel por ejemplo) y otras razas con la denominación terrier que no están tampoco en este grupo (como el terrier ruso negro, que va dentro del grupo de Pinscher y Schnauzer). Los de gran tamaño fueron utilizados también como perros guardianes. Las razas de tamaño pequeño (Terrier sedoso  australiano y Yorkshire Terrier) son apreciados como animales de compañía.

Los terriers son perros tenaces, valientes, agresivos contra los  depredadores. Debido a sus innatos instintos de cazador no se portan bien con los animales domésticos, es necesario socializarlos desde cachorros. Son perros dinámicos, alegres, bastante ruidosos con una tendencia intemporal a cavar. Además la mayoría de estos perros son hipoalergénicos, característica que los hace muy valorados para las personas alérgicas.

Los terriers de tipo Bulldog, como Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, Pitbull Terrier americano fueron creados a través del cruce entre terriers y perros de peleas. Y  fueron usados principalmente para peleas de perros y otros deportes sangrientos. Ahora tienen la reputación de  animales feroces, aunque generalmente son muy amistosos con la gente, incluso más que los terriers clásicos. Debido a su amor por los niños, en Inglaterra la raza Staffordshire Bull Terrier es apodado “perro de la enfermera”.

 Terriers de talla grande y media

Terriers de talla pequeña

Terriers de tipo bull

 

Terriers de compañía